De SCP a SL en 2016

Tengo una Sociedad Civil Privada con varios familiares. He oído que el año que viene podremos seguir con el negocio, pero tendremos que pasar a ser una Sociedad Limitada, ¿es cierto?

Efectivamente, es cierto, pero con algunos matices. Primero deberemos confirmar si nuestra SCP está obligada a transformarse en SL. Para ello, nos remontaremos a la Reforma Fiscal (Ley 27/2014 del Impuesto de Sociedades de 27 de Noviembre). En su artículo 7 se determina que las sociedades civiles con objeto mercantil, cuya residencia se establezca en territorio español, pasarán a estar sujetas al Impuesto de Sociedades a partir del 1 de enero de 2016 y, por tanto, ya no van a tributar como entidades en atribución de rentas para el IRPF (como venían haciendo). Esto significa que si mi actividad no es mercantil (como las explotaciones agrarias), o es profesional (como SCP de abogados o ingenieros) no estaré obligado a realizar ningún cambio.

A partir de aquí, si nuestra actividad es mercantil (la mayoría) deberemos tomar una decisión. Es obligatorio que todos los socios se reúnan y que la decisión tomada sea unánime, ya que sólo de esta manera será válida a todos los efectos.

Entonces, ¿qué opciones tenemos y que plazos?

  1. Liquidar la SCP y extinguirla. Esta opción queda regulada por la nueva disposición transitoria decimonovena de la Ley de IRPF, que nos concede un plazo para acordar la disolución y liquidación hasta el 30 de junio de 2016, y extinguirla en el plazo de 6 meses desde dicho acuerdo. Si se escoge esta opción, la SCP continuará aplicando el régimen de atribución de rentas hasta su liquidación, sin llegar a tener la consideración de contribuyente del Impuesto de Sociedades. Si, tras tomar dicho acuerdo, llega el momento de extinguir la SCP y NO se lleva a cabo, la SCP pasaría a tributar por el Impuesto de Sociedades con fecha 1 de enero de 2016. Es importante destacar que esta opción tiene ciertos beneficios fiscales, entre otras la exención de ITP y AJD.
    Si desea más información sobre los demás beneficios fiscales existentes, o sobre que tratamiento fiscal se le daría a los elementos o participaciones de los socios en sus declaraciones de renta una vez liquidada la SCP, no dude en ponerse en contacto con nuestra asesoría.
  2. Transformar la SCP en Sociedad Limitada. Si los socios toman la decisión de seguir con su negocio y transformar la SCP en SL, entonces deben tomar la decisión antes del 1 de enero de 2016. Ante esta situación, deberemos realizar los informes de administradores y otros trámites oportunos ante notario, con unos estatutos y un balance de la sociedad (de al menos 6 meses), para su posterior inscripción en el Registro Mercantil. Además, ésta transformación conllevará una llevanza estricta y acorde al Plan General Contable de la contabilidad y de las obligaciones fiscales (impuestos trimestrales, impuesto de sociedades, cuentas anuales, libros contables, etc.)
  3. Mantener la SCP. Si por el contrario, los socios desean mantener la SCP y no quieren liquidar ni transformar su sociedad, deberán saber que de todas maneras serán contribuyentes del Impuesto de Sociedades IGUALMENTE a fecha 1 de enero de 2016, y que en este caso, tendrán las mismas obligaciones laborales, fiscales y contables que cualquier SL. Pero con el gran inconveniente de que la responsabilidad no quedará limitada a la sociedad, sino que seguirá siendo atendida de forma personal e ilimitada por todos los socios.
    O sea, una opción nada recomendable.

Los trámites para la transformación o liquidación son numerosos y requieren planificación, por lo que desde Asesoría Sánchez Muiños recomendamos a los socios que se reúnan y tomen una decisión lo antes posible. Cada negocio es diferente y cada situación es única, por lo que, antes de tomar una decisión, le recomendamos que se realice una visita a un fiscalista profesional y que éste le guie en los pasos a realizar. En nuestra asesoría tenemos los conocimientos y la experiencia necesaria para ayudarle en ésta y otras situaciones de ámbito contable y fiscal. Si requiere la ayuda de una asesoría – gestoría, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Mónica Ruiz.
Responsable del Departamento Fiscal.
Graduada en Administración y Dirección de Empresas.